El presidente yemení afirma que sólo entregará el poder a quien sea elegido en las urnas