El presidente yemení defiende la alternancia de poder por la vía electoral