El Gobierno deja claro que no habrá “progresiones de grado ni excarcelaciones” de presos de ETA