El presunto homicida del bar de Barcelona, ingresado en una unidad psiquiátrica: el brote psicótico gana enteros