El jefe de los presuntos violadores del parque del Oeste se niega a declarar