No es la primera vez que Bermejo y Garzón comparten cacería