El príncipe Guillermo se relaja jugando un partido de fútbol en un parque