Los príncipes de Asturias llegan a Jerusalén en su primera visita oficial a Israel