Los procuradores, satisfechos con la atribución de nuevas funciones a través de la Ley de Enjuiciamiento Civil