La producción de uranio enriquecido supera ya las tres toneladas en Irán