Una profesora riojana protege a cinco alumnos durante la masacre en el instituto de Florida