Los promotores de un acto pro legalización dicen que es inseparable de la paz