Un sondeo pronostica un empate técnico entre socialistas y los conservadores