La proposición sobre terrorismo yihadista podría pasar su primer debate en el Congreso la segunda semana de febrero