Las provincias en fase 3 tratan de atraer el turismo nacional para recuperar semanas de pérdidas