El puente de diciembre, desastroso para los hoteleros madrileños: la ocupación está por debajo del 15%