Torra llama a la "serenidad, determinación, civismo y no violencia" y culpa a infiltrados de la misma