El calvo de Quintanar del Rey para la nueva macrogranja que temen que contamine su pozo