"Gracias por escucharme": el Rey más cercano gusta hasta a Iglesias