División de opiniones tras la segunda imputación de la infanta Cristina