El fiscal se opone a la realización de un test de ADN al Rey Juan Carlos y reitera que no hay principio de prueba