Recepción real en el palacio balear de la Almudaina