Los pactos que impiden gobernar en los ayuntamientos al más votado indignan a muchos ciudadanos