El reclamo de unidad y respeto es el denominador común en 40 años del Frente Amplio