La respuesta de la Fiscalía