El rey preside la apertura de la Legislatura, la primera con un Gobierno de coalición de izquierdas