El rey celebra su 51 cumpleaños visitando por sorpresa a las tropas en Irak