El río Cuervo se congela por el temporal y forma inmensas cascadas con témpanos de hielo