Por el planeta, por las Trece Rosas, por los encarcelados, por España: Las coletillas para jurar el cargo no cesan