Mas dice que el país iba a la ruina y la oposición le acusa de generar desconfianza