Sánchez critica la campaña sucia del PP y vuelve a agitar el miedo al avance de la ultraderecha