Sánchez visita la tumba del expresidente Azaña en Francia como homenaje a los exiliados por el franquismo