Primer reto de Pedro Sánchez: elegir su cartera de ministros