Los sandinistas controlan la directiva del Parlamento nicaragüense en un año electoral