El hospital del Tajo vuelve a la normalidad después de tres días con las urgencias colapsadas