El secretario de Organización socialista dice que no se le escuchará una palabra que cuestione a Montilla