El secuestro de Vilalta y Pascual, el más largo de Al Qaeda en el Sahara