Mas se aisla dos semanas para diseñar sin interferencias la estructura de su futuro Govern