El senador Lino González afirma que no tiene nada de que avergonzarse