Una senadora belga propone una huelga de sexo hasta la formación del nuevo gobierno