Protestas feministas e indignación tras la sentencia de la Manada... y el juez pide que se la lean