Una sentencia, muchas lecturas