Una protesta contra el silencio del Gobierno se une a los acampados frente a la sede socialista en Valencia