El socialista Enríquez-Ominami deja su partido para aspirar a la presidencia chilena