El temporal deja sin luz ni agua a vecinos de la provincia de Tarragona: se plantean dejar los colegios cerrados