Las terrazas y los chiringuitos se preparan para ver a la Roja