Españoles evacuados de Nepal: “Causa dolor no poder echarles una mano”