El tesorero que sucedió a Bárcenas nunca vio irregularidades en el PP pero lamenta casos "que se han podido producir"