Desolación en EEUU tras la muerte de 12 estudiantes tiroteados por un exmarine en California