Para los titiriteros, 'Pokemon' o 'Tom y Jerry' son más violentos que su espectáculo